Cómo ser asertivo en el trabajo

La asertividad no es un rasgo del carácter con el cual algunas personas vienen al mundo y otras no. Es una habilidad de comunicación y, como cualquier otra habilidad, se puede aprender.

Aunque es un elemento básico de muchos cursos de formación y desarrollo personal, no siempre es fácil definir la Asertividad. Eso es pues tiene muchas facetas. Es un proceso, una habilidad y una forma de portarse. En la comunicación, se define más de manera fácil por su ausencia y sus formas opciones alternativas de comportamiento, como la agresión y la sumisión. La asertividad es una cualidad clave en todas y cada una de las relaciones positivas y productivas y una habilidad que todos debemos aprender a conocer mejor.

Una pista del significado de Asertividad radica en sus orígenes. La asertividad llegó a la conciencia de la mayor parte de la gente a finales del siglo XX con relación a movimientos como los Derechos Civiles en América, el movimiento de mujeres y el movimiento de autodesarrollo. Todos estos fueron movimientos no fuertes y todos tuvieron éxito en cambiar los derechos de los grupos desvalidos.

Un comportamiento no-asertivo o pasivo significa:

  • Mantenerse en silencio por miedo a molestar a los demás.
  • Evitar cualquier tipo de conflicto.
  • Poniendo las necesidades de otros por delante de sus propias necesidades.
  • Ser vago sobre sus propias necesidades.
  • Se disculpa excesivamente.
  • Finge ser indeciso como una manera de tomar una postura diferente.
  • Se reserva las opiniones para si mismo.

La persona que se esconde en el comportamiento pasivo lo hace con la esperanza de que va a estar seguro y protegido por otros. Hay muchas probabilidades de que otros desprecien su debilidad y pronto lleguen a perder el respeto por ellos.

Comportamiento Asertivo

El comportamiento asertivo significa …

  • Ser abierto, honesto y vulnerable.
  • Ponerse de pie por sí mismo.
  • Negarse a ser intimidado.
  • Encontrar soluciones de win-win para los conflictos.
  • Se comporta igualmente ante los demás aunque conserve su singularidad.
  • Escucha a otros.
  • Muestra comprensión.

Una de los pilares claves de la asertividad es vivir sin temor. Cuando vives en entornos predominantemente agresivos y sumisos se se toman desiciones basadas en el miedo: el temor a no ser aceptados por los demás que te hace someterse a ellos. La asertividad, por otra parte, es franca, tranquila y confiada. No viene de un lugar de miedo, sino más bien de confianza y respeto.

Beneficios

La razón por la Asertividad importa es que es la clave que abre el éxito en tantas áreas de nuestras vidas. En el lugar de trabajo, subyace a tantas de las habilidades que utilizamos en relación con otros, como la comunicación, la negociación y el liderazgo. En las relaciones personales, es la mejor manera de resolver problemas y maniobrar nuestra salida del conflicto. Y en nosotros mismos, es la manera de sentirnos bien con nuestras vidas.

Uno de los beneficios claves de esta habilidad es que le ayuda a eliminar el miedo y el estrés que todavía hoy están presentes en muchas de nuestras relaciones de vida y de trabajo, ya sea con jefes exigentes, clientes enfadados o compañeros inútiles. El miedo y las relaciones basadas en el estrés crean diferentes formas de reacciones de lucha-huida en nosotros. Estos pueden tomar la formas de evitar a la gente, ceder a ellos, luchar contra ellos, intimidarlos, o manipularlos. Todas estas rutas conducen al malestar, la enfermedad y el agotamiento final. Con la asertividad, aprendes que el miedo no tiene que existir en ninguna relación que elijas tener lo que la otra persona quiere. La asertividad te devuelve el control personal que te permite actuar en lugar de reaccionar y ver a todos los demás como te ves a ti mismo. Con amor y respeto.