Confianza en uno mismo, en el mundo de los negocios.

Uno de los temas más discutidos e investigados en el mundo de los negocios es la motivación. ¿Por qué la gente hace lo que hace y cómo podemos motivar a los demás a hacer lo que necesitamos que hagan? Si entendemos el cómo y el por qué por el cual la gente está motivada, podemos animarlos a que den lo mejor de sí mismos y trabajen mejor. Cuanto más motivadas estén  las personas es más probable que consingan alcanzar el éxito y lograr las metas establecidas para ellos, además de esto la confianza en sus propias habilidades crecerá también, lo que puede, a su vez, mantenerlos aún más motivados.

Pero también se puede trabajar la confianza en uno mismo y la motivación en la oficina para conseguir lograr las metas e intenciones.

Hay dos aspectos de la confianza en uno mismo: la competencia o si posees o no las habilidades necesarias para lograr algo, y la auto-seguridad o si crees que tienes la capacidad para lograrlo.

Cuando la gente está confiada y motivada en el trabajo se produce un entorno favorable que da como resultado:

  • Mejora la satisfacción laboral.
  •  Aumenta el esfuerzo.
  •  Mejora el ambiente de trabajo.
  •  Los resultados son el foco.
  •  Se puede aprovechar todo el potencial de todo el mundo.
  •  Todos están seguros del papel que deben desempeñar.

Todos conocemos a personas que tienen confianza. Parecen enfrentarse a los obstáculos de la vida con un nivel de calma que es envidiable. Se ponen en acción ante cualquier problema antes de darse tiempo para preocuparse demasiado.

Las personas confiadas son más exitosas en el trabajo porque tienen una creencia en sus propias habilidades hasta el punto de que se sienten muy cómodos afrontando todas situaciones que se le presentan.

Cuando se tiene confianza en uno mismo se consigue:

  • Enfocarse en las fortalezas mientras maneja sus debilidades.
  • No tener miedo a correr riesgos.
  • Disfrutar desafiándose y estableciendo metas altas.
  • Buscar oportunidades de auto-mejora.
  • No tener miedo de admitir cuando comete un error.
  • No tienen miedo de reconocer cuando no sabe de algo.
  • Conseguir ser buenos líderes de equipo o mentores.
  • Relacionarse con clientes o miembros de la compañía en cualquier nivel de la organización.
  • Ser honestos con sus deficiencias.

El factor más importante: la motivación personal

Todos nosotros tenemos un deseo de lograr algo en nuestras vidas. Queremos saber que hemos logrado algo importante, de valor, de calidad o de significado. Estar motivados para alcanzar nuestros objetivos significa que somos capaces de:

  • Mejorar nuestra confianza en nosotros mismos.
  • Mejorar nuestra autodisciplina.
  • Dar ejemplo de lo que podemos lograr.
  • Nos desafiamos a estirarnos más allá de nuestros límites percibidos.
  • Nos premiamos por alcanzar nuestros objetivos.
  • Disfrutamos del reconocimiento o de las ventajas asociadas con el logro de nuestros objetivos.

Cuanto más somos capaces de lograr, más confianza en sí mismos adquirimos. Entonces, cuanto más seguros de sí mismos llegamos a ser, más somos capaces de conseguir nuestras metas. Lo contrario puede ocurrir si no logramos nuestros objetivos. Si no logramos lograr algo, podemos experimentar una caída en nuestros niveles de confianza en nosotros mismos, lo que a su vez puede afectar nuestra motivación para intentarlo de nuevo. Comprender esta relación entre la motivación y la confianza en sí mismo es importante si usted quiere ser capaz de mejorar cualquiera de los rasgos en sí mismo.